Todo sobre bases de maquillaje | Tipos, qué tono y subtono escoger, cómo y con qué se aplican, mis favoritas...

¿Has visto el tocador para espacios pequeños de mi hermana?
Puedes coger alguna idea y ver la entrada AQUÍ

Cualquier persona puede aparentar que tiene una piel perfecta, sólo hay que elegir el tono de base de maquillaje adecuado. Este punto es una ardua tarea ya que en muchas ocasiones nos cuesta encontrar nuestra base ideal, es por ello, que hoy os voy a dar algunos tips para elegir nuestra base más adecuada.

En esos días en los que queremos vernos la piel perfecta, un poco de ayuda nunca viene mal, las bases de maquillaje pueden enmascarar el cansancio, camuflar defectos, conseguir mayor luminosidad y darle a la piel un aspecto fresco y uniforme. Para conseguir esto, lo más importante es encontrar el color, la fórmula y la técnica adecuada de lo contrario podemos conseguir todo lo contrario y que la base quede muy artificial.

¿Qué tipos de base de maquillaje podemos encontrar? 
Hoy en día las bases de maquillaje se encuentran disponibles en una amplia variedad de fórmulas, para todos los tipos de piel y es muy difícil no encontrar la que mejor se adecúe a nuestro tipo de piel. Los tipos más comunes son:
Base de maquillaje líquida: Dependiendo de su espesor puede proporcionar una cobertura más o menos alta, normalmente tienen una cobertura media, ligera y suelen dejar un aspecto natural en la piel.
-Está indicada para todo tipo de pieles aunque no nutre las pieles secas.
Ideal para conseguir un acabado natural y no-makeup.

Hidratante con color: Ofrece una cobertura mínima y un acabado húmedo, perfecta para unificar el tono de la piel sin demasiada pesadez.
-Ayuda a mantener la piel hidratada, unifica el tono de la piel pero no cubre demasiado las manchas o las rojeces.
Ideal para todo tipo de pieles (sobre todo pieles jóvenes) cuando queremos llevar la piel hidratada, ligera y uniforme.

Base de maquillaje en crema: Proporciona una cobertura media-alta, es bastante espesa y deja un acabado uniforme.
-Es necesario extenderla bien porque puede resultar demasiado pesada para pieles grasas. Lo bueno es que es muy hidratante perfecta para pieles secas, deshidratadas o maduras.
Ideal para conseguir un acabado cubriente y aterciopelado.

Base de maquillaje en barra: es una base de maquillaje multiusos ya que se puede utilizar tanto como base de maquillaje o como corrector y ofrece una buena cobertura y un acabado cremoso.
-Perfecta para disimular manchas o cicatrices o para retoques puntuales a lo largo del día. Eso sí, puede resultar demasiado grasa para pieles grasas:
Ideal para pieles normales, secas o mixtas para disimular imperfecciones en áreas específicas.

Base de maquillaje de acabado mate: base de maquillaje indicada para pieles grasas que proporcionan una alta cobertura uniforme sin brillo alguno.
-Ayudan a mantener a raya los brillos durante más tiempo que el resto de bases.
Ideal para pieles grasas cuando queremos que el maquillaje dure intacto todo el día, sin brillos y conseguir un acabado mate y liso.

Base de maquillaje en crema efecto polvo: su fórmula es cremosa y proporciona una cobertura media con un acabado empolvado.
-Se aplica rápidamente y queda un acabado muy suave en la piel, eso sí, puede resaltar las arrugas y las zonas secas de la piel.
Ideal para pieles normales y mixtas para conseguir una piel uniforme y sin brillos.

Base de maquillaje compacta: es una base de maquillaje en polvo que proporciona una cobertura media-alta.
-Es muy fácil de aplicar y no es necesario utilizar polvos a continuación aunque puede dar un aspecto pesado en pieles muy secas.
Ideal para pieles normales, grasas o mixtas para conseguir un acabado empolvado y una buena cobertura.
 
¿Cuáles van mejor con nuestro tipo de piel? 
Pieles secas | Hidratantes con color o bases de maquillaje muy hidratantes
Son fondos de maquillaje que aportan un suplemento de hidratación, muy útil para mantener, durante todo el día, el nivel de agua necesario para nuestra piel. Eso sí, una hidratante con color nunca puede sustituir a nuestra hidratante.
Este tipo de bases contienen un gran número de ingredientes hidratantes y nutritivos como la glicerina o la vitamina E.

Pieles mixtas grasas | Bases de maquillaje matificantes
El problema que suelen tener estas pieles suelen ser los brillos que aparecen en la zona “T” del rostro, por lo que las hidratantes matificantes ayudan a controlarlos.
Este tipo de bases son “oil free”, es decir, no contienen aceites que hagan que nos engrasen el rostro y además contienen ingredientes que absorben en exceso de grasa. Además si matificas esta base de maquillaje con unos polvos compactos, tu maquillaje durará más y controlarás mucho mejor los brillos.

Pieles normales | Cualquier tipo de base
El plus que tienen las pieles normales es que pueden utilizar la base que más les guste ya sea en polvo, fluida o cremosa. Aunque es cierto que la base fluida es la más fácil de utilizar ya que se extiende muy bien y ofrece un acabado muy natural.

Pieles con el tono apagado | Bases iluminadoras
Este tipo de bases son las mejor opción para devolver la luz a un rostro con el tono apagado, contienen en su composición activos aclarantes y con un ligero poder exfoliante, con los hidroxiácidos (AHA) y la vitamina C.
Si tienes la piel demasiado apagada, puedes aplicar antes de la base de maquillaje una prebase correctora de color rosa para devolver la vitalidad a la piel junto con la base.

Pieles maduras | Bases reafirmantes o bases alisantes
Reafirmantes: Con la edad, la producción de colágeno y elastina disminuye, lo que desemboca en una falta de firmeza en la piel. Con lo que nuestro aliado serán las bases reafirmantes o con efecto “lifting”. Están compuestas por ácido hialurónico, ceraminas o colágeno que ayudan a combatir este problema. Además, para eventos puntuales podemos obtener un efecto tensor extra e inmediato con ampollas “flash” efecto “lifting”.
Alisantes: Este tipo de bases tienen como objetivo minimizar arrugas o poros dilatados, también contienen ácido hialurónico que ayuda al efecto “lifting”.
Si además de utilizar este tipo de base de maquillaje utilizas una prebase alisadora con silicona obtendrás una piel perfecta.

¿Qué subtono escojo rosado, amarillento o neutro? 
Es un punto clave a la hora de escoger la base de maquillaje y hay un truco muy fácil y es mirar el color de nuestras venas de la muñeca.
- Tienes subtono neutro si tus venas se ven tanto de color azulado como verdoso, de este modo, eres de las afortunadas a las que les sienta bien cualquier color siempre que sea suave como los tonos ciruela claro, verde pino, gris o crema.
- Tienes subtono rosado si tus venas tienen un color azulado o violáceo, si tienes este tono de piel te favorecen los colores plata claro, el agua, el azul celeste el lila o los marrones entre otros. Para neutralizar este subtono de la piel, desde mi punto de vista, creo que lo mejor es utilizar una base de maquillaje con subtono amarillo.
- Tienes subtono amarillento si tus venas tienen un color verdoso, los colores que te favorecen son el marfil, miel, champan, verde claro o los colores tierra entre otros. Para neutralizar este subtono, lo mejor es utilizar una base de maquillaje con subtono rosado.
Pero esto de contrarrestar el tono de nuestra piel con el contrario en ocasiones puede crearnos un efecto máscara así que lo mejor es mirar el tono de nuestro cuello a la hora de escoger el color de nuestra base de maquillaje ya que la piel del rostro en muchas ocasiones se encuentra alterada por rojeces o imperfecciones.

¿Qué color es el adecuado? 
Una vez que ya sabemos cuál es la base de maquillaje que mejor nos va a quedar en nuestra piel o cuál es el tipo que más nos gusta. Lo más importante es escoger el tono adecuado, y tenemos que encontrar el color de base de maquillaje que más se adecúe a nuestro tono de piel y mejor aún si se adecúa al color de nuestro cuello.
Para ello:
- Tenemos que tener la piel completamente limpia y sin ningún tipo de maquillaje ella.
- Aplicaremos dos o tres tonos en la parte baja del pómulo y un poco en el cuello.
- Miraremos los tonos a la luz del día y el tono que desaparece en la piel es el adecuado para nuestro color de piel. La base de maquillaje tiene que ser del mismo tono que nuestra piel, un error muy común es comprar bases más oscuras para vernos más morenas y esto no es lo que buscamos con una base, buscamos unificar el tono de la piel.
- Es importante tener en cuenta el color del cuello ya que si nos guiamos por el color del rostro, éste en ocasiones tiene despigmentaciones y si nos guiamos por el color del rostro puede que al aplicar la base, en la zona del cuello nos quede corte.
- Además, es importante que esperemos un poco antes de comprar la base, puesto que en ocasiones, la acidez de la piel o las propiedades de la base puede hacer que ésta se oxide y nos quede más oscura y con un aspecto poco natural.
- Hoy en día, en el mercado hay muchísimas marcas de bases de maquillaje por lo que nos va a ser muy fácil encontrar nuestro tono, sobre todo en firmas de alta gama que cuentan con una gran variedad de tonos.
Eso sí, antes de comprar la base, siempre probarla y dejarla un rato en la piel antes de decidiros por ella o pedir una muestra y la probáis tranquilamente en casa.
Como veis, os cuento que en mi caso, mi tono de piel es frío, tengo la cara con subtono rosado y el cuello con tono amarillo, por lo que siempre escojo bases de maquillaje con subtono amarillo para adecuar este tono al de mi cuello. De este modo no se ve ningún tipo de corte entre la cara y el cuello y además me gusta mucho más cómo me quedan las bases con tono amarillo que las bases con tono rosado, me veo más favorecida. Así que en mi caso es importante fijarme en el tono del cuello a la hora de escoger el color de mi base de maquillaje.

¿Con qué aplicar la base de maquillaje? 
No existe una herramienta buena o mala para aplicar la base de maquillaje sino que depende de la persona y va a gustos.
- Brochas: Ideales para aplicar tanto bases líquidas, cremosas o en polvo, dependiendo de la brocha que escojamos conseguiremos un acabado u otro.
Mis favoritas son las que veis en la foto, la Expert Face Brush de RT y la imitación redonda de RT de Buyincoins. Mis favoritas, son de pelo sintético y pulen muy bien la base de maquillaje consiguiendo un acabado muy bonito y natural.
- Esponjas: Perfectas para extender el producto e indicadas para la aplicación de fórmulas en crema, líquidas, gel o en polvo. Dependiendo de su forma, podremos llegar mejor a las zonas difíciles de la ojera y de la nariz. Con una esponja estilo Beauty Blender conseguimos un acabado muy pulido y natural.
- Dedos: Al utilizar los dedos para aplicar la base conseguimos que ésta se caliente y de este modo se desliza suavemente y uniformemente por la piel. Personalmente, a mi no me gusta aplicar la base con los dedos, prefiero una brocha.

 ¿Y cómo se aplica la base de maquillaje?
1) Antes de comenzar a maquillarnos es importante tener la piel hidratada y esperaremos un poco a que ésta se absorba y a que penetre en la piel.
2) Si queremos aplicar una prebase o una ampolla “flash”, ahora es el momento, antes de la base de maquillaje y al igual que con la hidratante, lo dejaremos actuar un rato. También si vamos a aplicar un pre-corrector lo aplicaríamos en este paso.
3) Aplicaremos la base de maquillaje con ligeros toques por la piel con la herramienta que deseemos. Extenderemos la base suavemente desde el centro del rostro hacia afuera y distribuyéndola de forma gradual. Es importante difuminar bien la zona de la mandíbula y cuello y la zona de nacimiento del cabello. Y una vez que la tenemos completamente difuminada ya podemos aplicar el corrector y los polvos. 

Si quieres saber más sobre que brochas y 
qué acabados podemos conseguir con las 
brochas haz click en la imagen inferior
http://emmaaist.blogspot.com.es/2013/03/brochas-y-pinceles-brochas-para-aplicar.html

Tips:
- No extender la base de maquillaje con movimientos hacia arriba, ya que formaríamos pegotes en el vello facial y en las cejas.
- Aplicaremos la base gradualmente y poco a poco, es mejor dejar secar la primera capa y después aplicar otra para conseguir más cobertura que aplicar demasiada cantidad y llevar una plasta en el rostro.
- Personalmente, aplico el corrector después de la base de maquillaje ya que en primer lugar me da la sensación de que la base de maquillaje la puede arrastrar y en segundo lugar es que si la base es cubriente puede ayudarnos a cubrir imperfecciones y aplicaríamos menos base de maquillaje en esa zona.
- No usaremos la base de maquillaje para dar color y vernos más morenas, como ya he dicho, la base tiene que fundirse con la piel y ser lo más parecida posible a nuestro tono. Para dar color, utilizaremos polvos bronceadores.

 ¿Cuáles son mis favoritas y qué bases he probado?
- BB Cream Vital de Skin79: Aunque no es una base de maquillaje en sí, lo utilizo como una base para unificar el tono del rostro y conseguir un acabado natural. Esta BB me encanta y se adapta genial al tono de mi piel. Review
- NearlyNaked Foundation de Revlon: A día de hoy, mi base de maquillaje favorita. Deja un acabado precioso y muy natural, realmente no parece que lleves base de maquillaje y es genial. Review
- New Revive Skin de Sleek: Otra base que me encanta y me deja un acabado muy bonito y es algo más cubriente que la anterior. Además está genial de precio. Review
- CC Cream de Bell: Ésta tampoco es una base de maquillaje en sí, pero como todas las que os enseño, las utilizo para unificar el tono del rostro a modo de prebase correctiva y me va muy bien ya que me cubre rojeces y deja un acabado bonito.

Éstas que veis aquí encima son las que estoy utilizando últimamente las voy combinando dependiendo de lo que me apetezca en cada momento. Y como en todo hay bases de maquillaje más baratas y bases más caras aunque no siempre un precio alto de una base de maquillaje indica que esa base nos vaya a encantar. Es cuestión de probar y puedes ver las que he probado divididas en gamas haciendo click en las imágenes inferiores.
http://emmaaist.blogspot.com.es/2013/10/bases-de-maquillaje-low-cost.html
http://emmaaist.blogspot.com.es/2014/01/bases-de-maquillaje-de-gama-media.html
Próximamente os enseñaré las de alta gama

¡Hasta aquí la entrada de hoy! Sé que se ha hecho muy larga pero no quería dejarme nada en el tintero. Como habéis visto lo importante es escoger el tono adecuado que se difumine con el tono de nuestro cuello y además debemos escoger la base de maquillaje que mejor se adecúe a nuestros gustos y nuestro tipo de piel. Espero que os haya servido, ayudado esta entrada y que os haya dado alguna idea.

¿Cuál es tu base de maquillaje favorita?
¿Cómo escoges el tono de la base a la hora de comprarla?


Recuerda que puedes seguirme en:

8 comentarios:

  1. hasta ahora tenía claro que mi piel tenía subtono amarillento porque lo comprobé con una amiga que es rosada cien por cien y se notaba mucho la diferencia entre ambas, pero he empezado a mirarme las venas y ya me han entrado dudas, jeje.

    ResponderEliminar
  2. Una entrada super completa y que saca de muchas dudas!

    Yo nunca tengo claro si coger subtono rosado o amarillo, creo que el que mejor me va sin duda es el neutro, aunque es de lo sque yo creo dificiles de encontrar...con los amarillos me veo fatal pero los rosas tp me encajan bien con mi color.

    un beso

    ResponderEliminar
  3. Hola guapa, que post más completo..mira que al final no me queda claro que subtono tengo..que desastre

    Lo que tengo claro es que mi piel es mixta y recurro siempre a bases fluidas matificantes.

    Un besote!

    ResponderEliminar
  4. Menudo post completo que te has currado. Mis favoritas dependen del uso: por las mañanas ligeras, tipo bb cream o hidratante con color, y para ocasiones más especiales o looks del blog sí uso bases, aunque con cobertura media: las altas se me hacen pesadas. Los subtonos me van mucho mejor rosados, los amarillos me dan muy mal aspecto. Un besazo!

    ResponderEliminar
  5. Yo hasta el momento no tengo base favorita, puesto que no la he encontrado aún, y de tonos yo antes compraba tonos rosados hasta que me dí cuenta que los tonos neutros o amarillos me quedan mejor ( y si son tonos muy blancos mejor que mejor )

    ResponderEliminar
  6. Qué post tan completo, felicidades. Yo nunca la pruebo como se debería probar antes de comprarla, me la pongo en la muñeca y voy tirando...es que siempre que voy a por una voy ya maquillada y no me la puedo poner encima... pero bueno suelo acertar por suerte jaja, que soy bastante paliducha así que entre los tonos más claros me ando. Un besito

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola guapa! Acabo de descubrir tu blog, ya te sigo.
    Me gustan más los maquillajes fluidos, y los que menos son los maquillaje de polvo. Muy buen post, enhorabuena.

    ResponderEliminar